Las monedas virtuales han llegado para quedarse. O al menos así lo creen muchos analistas especializados, que también auguran un futuro brillante a una tecnología estrechamente relacionada con las criptomonedas, el Blockchain. Este sistema de gestión de datos tiene evidentes aplicaciones más allá de las operaciones con divisas digitales, razón por la cual en un futuro no muy lejano podría entrar de lleno en tu vida. Veamos cómo.

La lógica del Blockchain estriba en garantizar la seguridad de las transacciones con criptomonedas y dejar un registro permanente de las mismas. Esto no tiene por qué limitarse a las divisas que solo viven en la red, por lo que sería perfectamente posible que cualquier operación financiera (con dinero real o virtual) se sirviera de esta tecnología. Ya se trate de dólares o de Bitcoin, ¿acaso no se busca la misma seguridad en las operaciones a través de la red?

Más allá de las operaciones monetarias, los sistemas de validación de identidad también podrían beneficiarse de las propiedades del Blockchain. Las inversiones realizadas en este campo empiezan a ser considerables, dado que una de las grandes preocupaciones de las plataformas digitales es garantizar un acceso seguro a sus usuarios. Paralelamente, la firma de contratos online sería otra situación en la que las cadenas de bloques podrían solucionar algunos de los problemas actuales, como la falsificación de datos o el fraude en general.

La gestión de datos resulta cada vez más compleja por varias razones. En primer lugar, la información generada se incrementa año a año. Segundo, las tipologías de datos generados también tienden a aumentar, precisando de un tratamiento más especializado. Y tercero, los intercambios de datos a nivel global se han convertido en un aspecto esencial para muchos negocios. El Blockchain puede convertirse en el próximo código universal para las transferencias y el almacenamiento de datos. Otra consecuencia positiva de esta transformación sería la mayor transparencia de las empresas, gracias a los completos libros de contabilidad que se obtendrán gracias a las cadenas de bloques.

Por supuesto, el Blockchain seguirá muy íntimamente ligado con la evolución de las criptomonedas. Muchos usuarios son todavía escépticos sobre el futuro de este dinero intangible pero, a medida que se haga más popular y seguro, sus posibilidades lo convertirán, como mínimo, en una alternativa sólida al dinero oficial.

El Blockchain seguirá sorprendiéndote en los próximos años, así que descubre todo lo que debes saber sobre esta tecnología en nuestro