De un tiempo a esta parte, la creación y el desarrollo de las empresas más importantes del mundo (o que aspiran a serlo) no puede entenderse sin la innovación tecnológica. Lógicamente, no todo el planeta avanza al mismo ritmo en este sentido, localizando tres claros focos de atracción para los emprendedores: Tel Aviv, Nueva York y Silicon Valley. Pero se trata de una competencia sana, como atestigua el hecho de que el consulado israelí en el Pacífico Noroeste haya constatado una creciente llegada de emprendedores del país hebreo al valle californiano. Estos serían algunos de los jóvenes talentos israelíes que están triunfando en Silicon Valley.

Oren Zeev
Fundador y máximo responsable de Zeev Ventures, Oren Zeev es una auténtica institución entre los emprendedores israelíes. Ha formado parte de los consejos de administración de numerosas compañías de renombre, como Houzz o Tipalti, y en la actualidad desempeña el papel de inversor en otros proyectos empresariales. Es por ello que muchas firmas israelíes recurren a sus servicios para dar el salto a Silicon Valley. Entre sus méritos más notables, destaca el haber contribuido a que sus compatriotas estén generosamente representados en las grandes empresas de la región.

Noam Bardi
Posiblemente, el israelí más conocido en Silicon Valley y en el ecosistema emprendedor estadounidense. Es el responsable de Wazer, firma vinculada a Google y que cuenta con el hito de haber sido la primera compañía israelí por la que se pagaron más de 1.000 millones de dólares (en 2013). Precisamente, aquel año Bardi fue incluido en el selecto Business Insider’s 100 Stars of Silicon Valley. Licenciado con un excelente expediente académico en Harvard, Bardi es también conocido por sus dinámicas y estimulantes conferencias.

Adi Tatarko y Alon Cohen
Ya habíamos hablado con anterioridad de Houzz y debemos volver a hacerlo porque allí desarrollan su actividad dos auténticos cerebros israelíes, que, por cierto, también están unidos en el matrimonio. Tras una breve etapa como empresarios en Israel, dieron el salto a Silicon Valley para dar un impulso a una idea ya madura. Houzz es una plataforma que permite gestionar reformas y otras actuaciones en el ámbito doméstico, en la cual colaboran ya más de 250.000 profesionales.

Dror Berman
Dirige una firma de capital riesgo, Innovation Endeavors, que se ha convertido en una de las más activas a la hora de invertir en negocios innovadores israelíes. Además, el fondo está abierto a cualquier empresa que desarrolle alguna tecnología disruptiva, sea cual sea su ámbito de especialización. Hace tres años, Berman fue incluido en el ranking de los 100 profesionales israelíes más influyentes en el campo de la tecnología.

Darya Henig Shaked
La loable búsqueda de oportunidades para las emprendedoras de todo el mundo, con especial atención a África, constituye la base del éxito de Darya Henig Shaked. Antigua asesora del Gobierno de Israel, esta empresaria ha abierto las puertas de Silicon Valley a muchas otras profesionales.