La inteligencia artificial es una de las tecnologías más complejas y, al mismo tiempo, más disruptivas para los negocios. Casi a diario se publican artículos sobre la importancia de estos sistemas para las empresas del futuro pero rara vez nos encontramos con ejemplos tangibles. Seguidamente, te mostramos tres ejemplos de otras tantas industrias que ya han incorporado la inteligencia artificial y se están beneficiando notablemente por ello.

Verificación de antecedentes penales

A primera vista, no parece que la verificación de antecedentes penales sea una industria especialmente boyante. La realidad, sin embargo, es que se trata de uno de los sectores con mayor potencial de crecimiento en los próximos años. Los cambios legislativos han complicado sobremanera la comprobación de los antecedentes penales de los empleados por parte de las empresas. Por ejemplo, ya no es posible en algunos Estados comprobar los antecedentes hasta que el trabajador está a punto de firmar el contrato. Algunas firmas de verificación de antecedentes ya han comenzado a utilizar la inteligencia artificial para cumplir este trámite en cuestión de minutos.

Seguros

En un contexto comercial de creciente incertidumbre, el futuro de las compañías de seguros no podría ser más brillante. Por supuesto, no basta con ofrecer los mismos servicios de siempre. Las coberturas del s. XXI tienen que adaptarse a realidades cambiantes y la inteligencia artificial ya ha empezado a ayudar a las aseguradoras a lograrlo. Algunas de las principales firmas del sector han incorporado sistemas de inteligencia artificial para atender las quejas y/o consultas de sus clientes.

Y aunque podría pensarse que se trata de una decisión poco aconsejable, porque el servicio podría resentirse por la ausencia del factor humano, los primeros datos no apuntan en esa dirección. La firma Lemonade, que ofrece estos sistemas, cuenta con una de las mejores valoraciones del mercado en cuanto a la atención al cliente.

Sector inmobiliario

¿Sorprendidos? El sector inmobiliario es uno de los que mueven más dinero en cualquier economía y, precisamente por ello, tendemos a pensar que tanto los vendedores como los compradores no desean poner sus inversiones en manos de máquinas. Compass es una startup que ha conseguido un notable éxito con un modelo de negocio muy claro: utilizar la inteligencia artificial para encontrar los compradores más apropiados para cada inmueble en venta. Compass ha recibido ya inversiones millonarias para expandir su negocio.

La inteligencia artificial avanza día a día y en este espacio nos haremos eco de las principales novedades según vayan surgiendo.