La tecnología de las cadenas de bloques o Blockchain se ha consolidado al margen de su papel en las operaciones con Bitcoin y otras criptomonedas. No en vano, las empresas han comprobado la utilidad de este sistema para la gestión de datos y la realización de todo tipo de transacciones online con mayor seguridad. Su potencial último, sin embargo, dista de haber sido todavía alcanzado. Seguidamente, te contamos las últimas aportaciones del Blockchain a las cadenas de suministro de múltiples empresas.

La cadena de suministro o Supply chain puede definirse como el conjunto de servicios que intervienen en el transporte de un producto desde su centro de producción hasta el consumidor. Se trata de una compleja red logística en la que participan múltiples intermediarios, incluyendo fabricantes, transportistas, centros de distribución y, dependiendo del canal de venta (online o físico), establecimientos de venta al por menor. No sorprende, por tanto, que este trámite suponga notables costes para las empresas, que se ven obligadas a subir los precios de los productos o a cargar los gastos de envío a los consumidores, según el caso.

¿Cómo puede el Blockchain simplificar este proceso y reducir los gastos de las empresas? Aprovechando el principio de inmutabilidad de las cadenas de bloques (nada de lo que se introduce en ellas puede ser modificado o eliminado sin romper toda la cadena), las empresas pueden reducir los procedimientos de comprobación de la identidad o de verificación de los pagos. Y si resulta necesario realizar alguna auditoría sobre las operaciones concluidas, el Blockchain permite acceder a un registro histórico igualmente inalterable. De este modo, el proceso no solo se simplifica sino que gana en transparencia.

Aunque el transporte físico de los productos sigue siendo irreemplazable, y seguirá suponiendo una parte importante de los costes de comercialización, la reducción de los controles tanto de las mercancías como de las transacciones sí que está teniendo un impacto positivo en el precio de los productos. Más allá del comercio minorista, grandes empresas de transporte marítimo como Maersk también han comenzado a implementar soluciones logísticas basadas en el Blockchain. IBM, por ejemplo, ofrece servicios de este tipo para adelgazar las cadenas de suministro y ganar en competitividad.

No hay mes que no se produzca una interesante novedad relacionada con el Blockchain. Visítanos con regularidad y te mantendremos siempre informado.

 Arriba