El desarrollo tecnológico se ha acelerado tanto en los últimos años que prácticamente hemos desterrado la palabra “imposible” para referirnos a la viabilidad de innovaciones que parecen coto de la ciencia-ficción. El mundo empresarial no solo no es ajeno a esta tendencia sino que aguarda con los brazos abiertos la llegada de tecnologías que permitan ganar en eficiencia y rentabilidad. A continuación, nos lanzamos a augurar cuál será la tecnología que más podría ayudar a tu empresa en 2019.

Procesamiento del lenguaje humano

Enraizado en el complejo universo Big Data, el procesamiento óptimo del lenguaje humano es una de las asignaturas pendientes de las máquinas. Los progresos de los últimos años invitan a pensar que esta disfuncionalidad no tardará en ser corregida, dotando a los programas informáticos de un mayor dinamismo. Si nos detenemos un momento a reflexionar sobre ello, ¿acaso no son los mayordomos virtuales una muestra del potencial de esta tecnología?

Inteligencia artificial

No podemos decir que la inteligencia artificial sea una tecnología pendiente, puesto que ya ha comenzado a implementarse en el ámbito empresarial. En cualquier caso, su fiabilidad dista de ser absoluta y no está nada claro que pueda reemplazar a los seres humanos en múltiples tareas. Quizá en 2019 asistimos a nuevos progresos que permitan definir mejor cuál será el papel de la inteligencia artificial en las empresas del futuro. Una de las grandes esperanzas en este sentido se encuentra en el engorroso trámite de la gestión de datos.

Gobernanza de datos

La gestión de datos preocupa cada vez más a las empresas, no solo por sus implicaciones operativas sino por los posibles daños que podría ocasionar un incorrecto tratamiento de la información. El reciente Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea ha empujado a muchas compañías a invertir grandes cantidades de dinero en el desarrollo de nuevos sistemas de gestión de datos. La gobernanza de datos iría encaminada, por tanto, a administrar mucho mejor la información de que disponen las empresas.

Análisis predictivo y prescriptivo

Resumiendo mucho el sentido de esta tecnología, podríamos decir que trata de predecir el futuro. Y es que, las herramientas que se ocupan del análisis predictivo se ocupan de analizar las secuencias históricas de datos para intuir cuáles serán las acciones futuras. Paralelamente, los sistemas de análisis prescriptivos se encargan de encontrar soluciones alternativas a problemas cotidianos.

Resulta casi imposible seguir el ritmo del desarrollo tecnológico pero en este blog encontrarás la información más actual.