Habrás observado que, de un tiempo a esta parte, la gestión empresarial se ha llenado de tecnicismos -generalmente, anglicismos- relacionados con las nuevas tecnologías y el entorno digital. La mayoría de conceptos se han asumido con notable rapidez pero muchos emprendedores los utilizan sin saber exactamente qué implica cada uno de ellos. A modo de glosario, recopilamos los principales conceptos tecnológicos relacionados con los negocios.

VPN

Son las siglas de Virtual Private Network (red privada virtual, en español). Una VPN es una red en la que todos los usuarios que acceden a la misma lo hacen con conexiones seguras, precisando de una contraseña para poder iniciar sesión. Es un recurso habitual en las grandes empresas porque permite crear redes privadas dentro de redes públicas.

SEO

Son las siglas de Search Engine Optimization (optimización en buscadores). El posicionamiento SEO es una herramienta muy utilizada por las empresas para mejorar la situación de sus contenidos en los principales motores de búsqueda, así como su asimilación por parte de los lectores. Por un lado, el SEO ayuda a destacar en los buscadores (incorporando las palabras clave o expresiones más utilizadas por los usuarios). Por otro, mejora la estructura en general del texto.

CRM

Son las siglas de Customer Relationship Management (gestión de las relaciones con los clientes). Se trata de un programa informático o aplicación que facilita la administración de los datos de los clientes, a fin de agilizar la interacción entre estos y la empresa. Afectaría, por tanto, a las áreas de marketing, ventas y atención al cliente.

CMS

Son las siglas de Content Management System (sistema de gestión de contenidos). Presentan un formato muy similar al del CRM pero, en este caso, los programas se ocupan de la administración de los contenidos digitales. Existe una gran cantidad de aplicaciones y servicios que ayudan a administrar y publicar nuevos contenidos.

SaaS

Son las siglas de Software as a Service (software como servicio). Consiste en la instalación de un programa que da acceso a un servicio de pago. La fórmula más habitual es la suscripción, de tal manera que el usuario puede acceder a los servicios presentes en la aplicación solo durante el periodo contratado.

Actualiza tu vocabulario con los términos tecnológicos más actuales que encontrarás en esta página.